Luisiana es violonchelista de la OESAT y nos comenta como ha sido la experiencia de tocar en una orquesta junto a los chicos de Bondi, danza para sordos. También contamos con Matilde, abuela de dos chicas de la OESAT y comenta como se sintió este tremendo espectáculo desde las butacas.

A %d blogueros les gusta esto: