En 1806, Meyer Rothschild, el patriarca de la familia, que reside en Frankfurt, recibe una considerable suma de dinero para su custodia que le entrega el margrave local, quien huye de las tropas napoleónicas. Meyer decide enviar el dinero a su hijo Nathan, que vive en Inglaterra y está intentando constituir la rama británica de la dinastía. Nathan que es visto con envidia y considerado un advenedizo por parte de los otros financieros de Londres, decide ofrecer sus servicios al gobierno británico como encargado de la nómina del ejército del duque de Wellington (que está luchando en el continente contra las tropas de Napoleón), utilizando las considerables conexiones de la familia. Finalmente, y en parte gracias a conocer antes que los demás el resultado de la batalla de Waterloo, Nathan será capaz de amasar una considerable fortuna a expensas de los otros financieros londinenses. La película acaba con una texto que nos dice que los Rothschilds de 1940 habían huido del continente europeo (es decir, gracias a la victoria de Alemania contra las tropas francesas), pero que permanecían en Gran Bretaña, donde controlaban a su voluntad el parlamento, lo cual justificaba la guerra contra ese país. Comentario; Pelicula que cuenta el inicio de la fortuna de la saga de banqueros judios desde el punto de vista de la Alemania nazi, siendo junto con Jud Süß y Der ewige Jude las tres peliculas de propaganda antisemita estrenadas en 1940 por el regimen nazi

A %d blogueros les gusta esto: