El Casco Histórico se llena de colores y baile, Buenos Aires celebró Bolivia y su comunidad salió a disfrutar compartiendo su cultura.