Recorremos las calles de San Telmo, siguiendo la ruta de los artesanos y su arte. Un sábado de sol divino acompañó a muchos en sus ventas, sin embargo, el viento y frío del domingo cambió los ánimos de esta economía popular y social.